En nuestra escuela enseñamos dos técnicas básicas e importantes, las cuales son muy útiles para crear y desarrollar diversos trabajos en mosaico:

Técnica directa

Es el sistema mas fácil y consiste en pegar las teselas o piezas directamente sobre una superficie, que puede ser plana (horizontal o vertical) o con volumen. Por ejemplo, sobre madera (plano) o sobre un macetero de greda, una piedra o una esfera de plumavit (volumen).

Técnica indirecta

Es el sistema que se utiliza para la creación de trabajos en mayores dimensiones como murales, mesas, pavimentos, guardas, por ejemplo. O bien, si no se puede trabajar de manera directa sobre la superficie, se puede utilizar esta técnica. El trabajo de mosaico se hace sobre una malla, la cual esta sobre una matriz de cartón que tiene la imagen del diseño a desarrollar. Una vez terminado el mosaico, se instala y se pega con el pegamento adecuado a la superficie definitiva.

 

Además enseñamos en cursos intensivos, otras técnicas que se complementan y enriquecen el quehacer mosaiquista. Estos cursos se dan en modo de seminario, en ciertas fechas programadas para ello.

Talla de mármol y smalti 

Consiste en una técnica de corte con la martellina y el tagliolo, los cuales permiten tallar vidrio smalti y mármol en teselas. Estos fragmentos se pueden utilizar en un mosaico con la técnica directa e indirecta. El curso enseña a tallar y realizar un modelo en cemento con la técnica antigua romana de pavimentos.

Escultura para mosaico

Consiste en la creación de una escultura a partir de un bloque de aislapol (plumavit), el cual se va cortando, devastando y modelando para dar una forma. El volumen se reviste con malla y cemento, para luego ser revestida y decorada con mosaico.